¿Sabías que con un lavaplatos puedes ahorrar hasta 6 horas de trabajo a la semana? Sea el tiempo tuyo, o no, siempre hay cosas que se necesitan hacer y a veces pareciera que nunca nos alcanzan las horas para hacer esos pendientes que tenemos.
Con un lavavajillas ahorrarás suficiente tiempo como para poder dedicárselo a otras tareas, como por ejemplo:
  • Limpiar otras áreas de la casa.
  • Vaciar y limpiar el refrigerador o la alacena.
  • Ayudar a tus hijos con la tarea o pasar tiempo de recreación con ellos.
  • Salir por la despensa.
  • Dedicarle tiempo a tu hobbie preferido.
Verás que el tiempo libre que te da usar un lavavajillas será de gran ayuda con el día a día.


Lavavajillas vs lavar platos manualmente

  • El 80% de los trastes lavados a mano se quedan sucios.
  • Existen lavavajillas con función de sanitizado que elimina hasta el 99% de las bacterias.
  • Ahorras hasta 85% de agua con un lavavajillas.
  • Ahorras 60% de energía eléctrica. Utilizas la misma cantidad de electricidad que usa tu microondas para hacer una bolsa de palomitas.
  • El lavavajillas sirve para ir guardando la vajilla usada, dejando limpia y ordenada la cubierta de la cocina. Puedes sacar los platos limpios hasta su próximo uso.

Checa estos tips para sacarle el mayor provecho a tu lavavajillas:

  • No tienes que realizar un pre-lavado.
  • Evita las marcas de agua usando líquido abrillantador.
  • Coloca los cubiertos mezclados, no juntes cucharas con cucharas, etc., ya que pueden empalmarse y esto puede impedir que se limpien de manera óptima.
  • Verifica que tus platos de plástico sean aptos para ser lavados en lavavajillas.
  • No abras el lavavajillas tan pronto como haya terminado, espera a que se enfríe, así el sistema de secado actuará hasta el final.
  • Desocupa primero la bandeja inferior para evitar escurrimientos.
  • Coloca las piezas más sucias en la bandeja de abajo, ya que es donde más presión tiene la máquina.
  • Utiliza un buen detergente para lavavajillas.



Fuente: blog.homedepot.com.mx