Te compartimos algunos consejos para que puedas sacar el mayor provecho a tus artículos de línea blanca.
Estufa

  • No obstruyas el flujo de aire de combustión y ventilación alrededor de los bordes de la parrilla del quemador.
  • Para una mejor limpieza usa un producto especializado en limpieza de estufas o un trapo húmedo, agua y jabón, no uses fibras metálicas ya que pueden dañar permanentemente el acabado de la estufa.
  • Los quemadores los puedes limpiar sumergiéndolos en agua con detergente durante 20 minutos y después lavando con una esponja.
Campana

  • La campana extractora recoge mucha grasa. Recuerda que no es necesario limpiar todos los días la campana extractora de la cocina, pero es recomendable al menos una vez a la semana lo que hará notar la diferencia. Antes de comenzar la limpieza, no olvides desenchufar o desconectar el interruptor de contacto.
  • Cada vez que cocines pasa un paño humedecido con desengrasante por encima de la campana del extractor para que no se acumule la grasa.
  • Para un mejor desempeño 5 minutos antes de prender el extractor mantén las ventanas cerradas.
Lavadora

  • Conecta la lavadora a un contacto polarizado y no uses extensiones eléctricas.
  • Reemplaza las mangueras de entrada después de 5 años de uso para reducir el riesgo de que fallen. Inspecciona periódicamente y cambia las mangueras si se hallan protuberancias, torceduras, cortes, desgaste o pérdidas de agua.
  • No utilices más detergente del recomendado por el fabricante en caso de que tu lavadora sea Alta Eficiencia (HE) asegúrate que el tipo de detergente también sea (HE).
  • Para limpiar el exterior utiliza un paño suave y húmedo.
  • Para lavar el interior de la lavadora, agrega 1 taza (250 ml) de blanqueador líquido con cloro, selecciona el ciclo de lavado normal, temperatura de agua caliente y tamaño de carga extra grande, inicia el ciclo de lavado.
Refrigerador

  • Conecta el refrigerador a un contacto polarizado y no uses extensiones eléctricas.
  • Asegúrate que el refrigerador no esté cerca de una fuente de calor como la estufa o un horno.
  • Asegúrate que las puertas cierren herméticamente y evita abrir y cerrar las puertas demasiadas veces en un periodo corto de tiempo.
  • En la medida de lo posible evita introducir alimentos calientes, esto hará que el refrigerador trabaje por tiempos prolongados.

Recuerda siempre conservar el manual de tu producto para tenerlo como referencia y revisar a detalle la guía de cuidado para alargar la vida útil de tu Línea Blanca.



Fuente: blog.homedepot.com.mx